ESTE JUGO MATA RÁPIDAMENTE LAS CÉLULAS DEL CÁNCER,TUMORES, CURA LA GASTRITIS, DIABETES, EL HÍGADO Y EL CORAZÓN

ESTE ES UN JUGO QUE ES MÁS EFICIENTE QUE LA MAYORÍA DE LOS MEDICAMENTOS QUE CONOCEMOS HOY EN DÍA.
Anuncios

Es ideal para la prevención de gastritis, diabetes, hipertensión y otras condiciones de salud graves, incluso cáncer. Durante mucho tiempo se ha sabido que las patatas crudas son muy beneficiosas para la salud y durante generaciones enteras han utilizado este remedio popular para el tratamiento de numerosas dolencias.
LAS PROPIEDADES DEL JUGO DE PATATA CRUDA
jugodepapa
Anuncios

Limpia el hígado y la vesícula biliar: podríamos decir que el jugo de patata cruda es excelente para depurar el hígado y la vesícula biliar, de forma que se convierte en una bebida natural de elección cuando estamos siguiendo un plan o un tratamiento depurativo de estos dos órganos.
Ayuda a bajar los niveles altos de grasas en la sangre: en caso de colesterol alto o de triglicéridos altos, el jugo de patata cruda ayuda a reducirlos de forma natural y efectiva. Esta acción se complementa mejor si seguimos una dieta baja en grasas.
Gran poder alcalino: las patatas tienen un gran poder alcalino, un beneficio o cualidad que también pasa al jugo de papas cuando las licuamos o las batimos. Por tanto, es una bebida que ayuda a alcalinizar nuestro organismo, siendo útil en la prevención de determinadas enfermedades, como es el caso de las enfermedades cardiovasculares o el cáncer.
Buena para el sistema digestivo: si sufres de gastritis este jugo se convierte en una elección natural tan adecuada como interesante. Además, también es útil para otros problemas digestivos, como pueden ser úlceras o malestar estomacal.
¿CÓMO PREPARAR EL JUGO DE PAPA O PATATA CRUDA?
PARA HACER EL JUGO DE PATATA CRUDA SÓLO NECESITAS:
2 patatas medianas
Medio vaso de agua (opcional)
Licuadora o batidora
A CONTINUACIÓN TE EXPLICAMOS LOS PASOS A SEGUIR:
Lava las patatas bien. Con ello conseguirás retirar la tierra.
Pela las patatas y con ayuda de un cuchillo córtalas en trozos.
Pon los trozos de patatas cortadas en el vaso de la licuadora, y licúa bien durante algunos minutos hasta obtener todo su jugo.
Opcional: en caso de que te parezca que el jugo está muy espeso puedes añadir medio vaso de agua.