Aplica una cuantas gotas desde la raíz hasta las puntas y repite la acción 2 veces a la semana por un mes.
El ajo y sus cualidades cuidan tu cabello
Sus antioxidantes y minerales actúan de manera rápida, solo necesitas triturar uno o dos dientes de ajo, untar el resultado en tu cuero cabelludo y realizar masajes suaves en él por unos 10 minutos, luego enjuaga con abundante agua.
Remolacha
Debes triturar o licuar la remolacha, luego untas el líquido en tu cabello y ejerces un poco de presión o masajes para que sus detengan la caída del cabello.
Jugo de cebolla
La cebolla tiene cualidades que regeneran las hebras capilares y previene su caída. Lo único que debes hacer, es tomar una cebolla, licuarla y aplicar el resultado en tu cabello o combinarlo con tu shampoo de uso cotidiano.
Ortiga
En las tiendas naturales venden una crema o loción de ortiga para la caída del cabello, esta deberás aplicarla en tu cabellera 3 veces por semana.
Claras de huevo
Las proteínas que componen al huevo son ideales para mejorar la salud de las hebras capilares. Lo ideal es que mezcles al menos 2 claras de huevo con tu shampoo o untarlas directamente en el cabello.
Repollo
Hierve varias hojas de col verde y lavas tu cabello con esa agua, además, frota las hojas en la raíz capilar hasta las puntas para que el friz, resequedad y puntas quebradizas desaparezcan.
Aceite de romero
Posee los mismos beneficios que el aceite de oliva, ricino y coco y su aplicación es exactamente igual.
Aceite de almendras
Previene la caída del cabello y mejora su aspecto al 100%, una vez que empieces a utilizarlos notarás los cambios positivos.
Té verde
No solo sirve para combatir los problemas intestinales y el sobrepeso, también es eficaz para la salud capilar. Enjuaga tu cabello con té verde a temperatura ambiente 3 veces por semana y listo.
Áloe vera
El regenerador de cabello por excelencia y el más empleado a nivel mundial. Tritura un cristal de sábila, untalo en tu cabello y ejerce fricción entre el cuero cabelludo y las hebras por 30 minutos, luego lavas tu cabellera con normalidad.